domingo, 23 de octubre de 2016

TEXTO NARRATIVO


1.       DEFINICIÓN

       El texto narrativo es una forma elocutiva o discursiva en la que una voz (narrador) relata unos hechos (acción) acaecidos a unos personajes en un tiempo y espacio determinados. Existen dos tipos de textos narrativos: los literarios (como una novela) y los no literarios (una noticia).

2.       ELEMENTOS DE LA NARRACIÓN

         Los elementos de la narración son: narrador, acción, personajes, espacio y tiempo.
El narrador es la voz que  relata los hechos. Si lo sabe todo y es capaz de entrar en la mente de sus personajes, es omnisciente (siempre en tercera persona). Si solamente sabe lo que puede apreciar por los sentidos, es objetivista (en tercera, segunda o primera persona).

        La  acción, es decir, los hechos, pueden organizarse de varias formas, pero lo más común es emplear la estructura clásica: planteamiento (presentación de personajes y problema), nudo (desarrollo del problema) y desenlace (resolución del problema).

         Los personajes pueden dividirse por su forma y por su función. Por su forma son redondos (son tan complejos como los seres humanos) o planos (sólo representan una característica, como en los cuentos). Por su función, pueden ser principales (protagonista y antagonista), secundarios (ayudantes y oponentes) y terciarios  (empleados para dar verosimilitud, como los extras de las películas).

      En cuanto al tiempo, pueden relatarse los hechos en pasado (retrospectivo), del presente  (simultáneo, como en un partido de fútbol) o del futuro (prostpectivo). Además, suelen aparecer expresiones que delimitan el tiempo: <<Érase una vez>>, <<tres días después>>.
Respecto al espacio, los  personajes y hechos necesitan ubicarse no solamente en un tiempo, también en un lugar.

CARACTERÍSTICAS LINGÜÍSTICAS

       El texto narrativo relata acciones, por eso destacan los verbos, que son las palabras que se refieren a las acciones.













Cada vez que hay luna llena yo cierro las ventanas de casa, porque el padre de Mendoza es el hombre lobo y no quiero que se meta en mi cuarto. En verdad no debería asustarme porque el papá de Salazar es Batman y a esas horas debería estar vigilando las calles, pero mejor cierro la ventana porque Merino dice que su padre es Jocker, ý Jocker se la tiene jurada al papá de Salazar.
Todos los papás de mis amigos son superhéroes o villanos famosos, menos mi padre, que insiste en que él sólo vende seguros y que no me crea esas tonterías. Aunque no son tonterías porque el otro día Gómez me dijo que su papá era Tarzán y me enseñó su cuchillo, todo manchado de sangre de leopardo.
A mí me gustaría que mi padre fuese alguien, pero no hay ningún héroe que use corbata y chaqueta a cuadritos. Si yo fuera hijo de Conan, Skywalker o Spiderman, entonces nadie volvería a pegarme en el recreo. Por eso me puse a pensar quién podría ser mi padre.
Un día se quedó leyendo el periódico y lo vi todo flaco y largo en el sofá, con sus bigotes de mosquetero y sus manos pálidas, blancas blancas como el mármol de la mesa. Entonces corrí a la cocina y saqué el hacha de cortar la carne. Por la ventana entraban la luz de la luna y los aullidos del papá de Mendoza, pero mi padre ya grita más fuerte y parece un pirata de verdad. Que se cuiden Merino, Salazar y Gómez, porque ahora soy el hijo del Capitán Garfio.
La pesadilla de Peter Pan. Fernando Iwasaki.
1.       Lee el texto y resúmelo entre cinco a ocho líneas.
2.       Señala el tema del texto (recuerda: en una línea o línea y media y siempre redactando).
3.       Explica qué tipo de narrador cuenta la historia.
4.       Indica la estructura del texto, es decir, desde dónde a dónde ocupa el planteamiento, el nudo y el desenlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario